sábado, 2 de febrero de 2013

ROQUETAS DE MAR ;PUERTO ESTRATÉGICO ROMANO

El estudio y análisis de la estructura portuaria, dentro del contexto general del yacimiento de la Ribera de la Algaida, nos permite afirmar que fue utilizado con fondeadero , en la época de mayor auge económico de este poblado romano.

En un intento de clasificar la ambigüedad que supone la utilización del término "puerto", que puede tratarse de una simple cala rocosa de carácter natural o bien un organismo complejo de servicio a una ciudad o región de gran importancia económica. En el caso de Los Bajos nos inclinaríamos por una apreciación intermedia.

La utilización marinera de Los Bajos se desarrollaría  conforme aumentaron las necesidades económicas y comerciales. Aquí fondearían (Se llama fondeadero al paraje de un puertos, bahía, río, etc. en el que por la calidad, naturaleza y profundidad del fondo, así como por estar resguardado de ciertos vientos, encuentran buena sujeción las anclas de los buques) pequeñas embarcaciones o bien se varaban en la arena, en función de su calado (El calado de un barco o buque es la distancia vertical entre un punto de la línea de flotación  y la línea base o quilla, con el espesor del casco incluido) , los griegos lo conocieron con el nombre de "salos". De este modo se contemplaron las posibilidades naturales del puerto. en una segunda fase se completó con la realización de algunas obras, para conseguir el cerramiento del espacio natural. Debió producirse a partir de la inutilización de la laguna interior.

El portezuelo de Los Bajos





Carta de una zona de fondeo reglamentaria

calado















A mediados del XIX se realiza una intensa labor cartográfica. El ejemplo más destacado nos lo da el plano del Fondeadero de Roquetas, donde aparece tras la rambla y pequeña rada como una acumulación informe de materiales que caracterizan un fondo rocoso situado justamente enfrente del fuerte de Los Bajos.

El Atlas de España de Coello (Francisco Coello de Portugal y Quesada fue un cartógrafo y militar español nacido en Jaén en 1822 y fallecido en Madrid en 1898. Es el autor del Atlas de España y sus posesiones de Ultramar.) lo cita como "bajos de Roquetas" y "portezuelo", y presenta su aspecto gráfico ideal, cuando las dos restingas que lo forman sobresalían claramente del agua.

la representación gráfica y situación, conocida gracias a Coello, donde el portezuelo aparece definido. Finalmente nos ofrece una descripción mas actualizada: " En la Torre de  Los Bajos hacia el este, forma con la playa una especie de ensanada natural que no ofrece condiciones de abrigo natural. Dicha restinga, esta constituida con piedras sueltas que determinados momentos velan algunas de ellas, tiene una longitud de unos 30 metros, por siete de anchura..

El diseño corresponde perfectamente a la tradición ingeniera helenística, utilizada por los romanos.

En el puerto romano de Cosa, reelaboró la solución práctica de la protección del puerto, combinando el factor natural y la obra de ingeniería:


comenzamos clasificando el significado de "muelle" como una " lengua de tierra u obra de fábrica, artificiosamente construida dentro del mar para buscar fondo suficiente para que se fondeen las embarcaciones y se carguen y descarguen cómodamente"

la obra fue sencilla pero eficaz: la primera estructura, aperece una plataforma que se destaca nítidamente sobre el fondo de arena, siendo mínima su elevación. a continuación una segunda estructura, compuesta de piedra suelta. Esta aglomeración semitrabada, permitiéndonos recordar a Vitruvio (fue un arquitecto, escritor, ingeniero y tratadista romano del siglo I a.C ), cuando aconsejaba que " si el fondo fuera terroso, se profundizará hasta el firme, con una anchura superior la pared que habrá encima: ... y luego se rellenan con mampostería hecha de piedra, cal y arena".
A partir de este punto y hasta los cuarenta y uno, constituye la zona, donde el muelle alcanza su mayor altura.
El siguiente tramo, entre los treinta y cuarenta y un metros, es el mejor conservado, siendo por tanto en el que se aprecia mayor verticalidad de todo el conjunto. una escollera de protección, se deriva hacia la derecha formando un ángulo de noventa grados, vuelve a aprovechar las estructuras rocosas como soporte. Pudo servir como espacio de carga y descarga de embarcaciones de tipo medio.

VALORACIÓN:

Escasas son las referencias y estudios concretos de los puertos romanos, en nuestras costas. no así de su importancia y frecuencia, basada en el comercio.
la obra de mayor relevancia la constituye el muelle de Ampurias ( del que hablaremos en entradas posteriores). formado por grandes bloques de piedra, que cubrían por ambas cara un núcleo de hormigón, su construcción debe de ser de finales del s.II a.C.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada